Mioterapia Canina

En todas las facetas que me he planteado en mi vida profesional siempre me ha gustado estar lo mejor preparada posible. Desde que empecé a estudiar para certificarme como Educadora Canina he intentado elegir las escuelas y profesionales que más se acercan a mi manera de ver la educación canina y que promueven una relación humano perro basada en el respeto mutuo. Y que utilizan métodos de entrenamiento sin sufrimiento y con técnicas modernas basadas en el entendimiento de la especie. En diciembre del 2017 me embarque en una nueva aventura formativa, estudiando para acreditarme como Mioterapeuta Canina en la escuela británica de Julia Robertson, Galen. En octubre del 2018 finalicé el Diploma de Mioterapeuta y actualmente soy la única Mioterapeuta Canina que se ha formado en esta escuela en España. La Mioterapia de Galen es una metodología completa, un enfoque global en el que el perro tiene opciones. Evaluamos el comportamiento del perro durante el masaje y le dejamos elegir. Miramos al entorno del perro, a su régimen de ejercicio, a su postura y a su comportamiento a nivel social. Investigamos sus hábitos para asegurarnos de que no hay lesiones repetitivas o crónicas que den lugar a cambios adaptativos. Usamos técnicas de palpación donde identificamos la musculatura y las técnicas de masaje que utilizamos se convierten en una herramienta de evaluación. Y tratamos a los perros en el suelo, a su altura, nunca en mesas de masaje donde el perro no tiene la oportunidad de interrumpir el tratamiento si le resulta demasiado intenso, física o emocionalmente. Cambios de comportamiento, cojera o problemas de movilidad, cambios en la apariencia física, cambios posturales. Son algunos de los indicadores de que puede que tu perro tenga dolor crónico.

La Mioterapia Galen utiliza muchas técnicas de masaje y ejercicios y se rige por un código ético que tiene como principal enfoque el bienestar del perro. 

Nunca tratamos a un perro que no haya sido diagnosticado por un veterinario cualificado y para el que no tengamos consentimiento veterinario.

Puedes descargar el formulario de consentimiento aquí.

Consentimiento veterinario.pdf